← Blog de Hack Academy

Lanzamos nuestra beca "Más Programadoras"

Publicado: martes 09 de octubre de 2018.

Con el auge de la tecnología y la era digital, el problema de la desigualdad de género ha tomado una nueva dimensión: para seguir avanzando el mundo precisa que más personas elijan ser profesionales de las TIC, no obstante, las mujeres son desestimuladas para optar por desempeñarse en una carrera tecnológica.

La baja participación de las mujeres en esta industria, un sector con desempleo cero en Uruguay, es un problema que trasciende nuestro país. Según datos de 2016 del Departamento de Trabajo de Estados Unidos sólo el 22,6% de programadores de computación eran mujeres. En España la situación no es muy diferente: en la última Encuesta de Población Activa se registró que, de los analistas y diseñadores de software y multimedia trabajando, sólo un 22,56% son mujeres.

El problema parece ser más grande aún en la región: el porcentaje de mujeres en carreras universitarias de informática y ciencias de la información en la Universidad de Buenos Aires, la más grande de Argentina, se sitúa en el diez por ciento y en la Universidad Nacional, la más grande de Colombia, es incluso más bajo con un nueve por ciento.

En Uruguay la situación es un poco más esperanzadora, pero sigue siendo preocupante. Según la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información, el sector TI empleó en 2016 a más de 12.000 trabajadores y si bien cada año ingresan más mujeres, éstas ocupan sólo el 33% de los cargos. La brecha también se refleja en el ingreso de ambos géneros en todos los tipos de oferta académica en TIC: por cada 100 hombres ingresan 28 mujeres.

Si queremos seguir avanzando en el desarrollo de las TIC y dar el próximo salto, este es un problema que nos compete a todos. Naciones Unidas considera que el empoderamiento de las mujeres es una de las condiciones previas necesarias para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio. La falta de mujeres cualificadas en tecnología es parte del problema que destaca el Foro Económico Mundial en un informe sobre el impacto de lo que llaman la cuarta revolución industrial en modelos de negocio y mercados de trabajo. Entre las predicciones, sostienen que hasta 2020 se necesitarán 2,1 millones de nuevos empleos en los sectores de arquitectura, ingenierías, computación y matemáticas.

En Uruguay, según la CUTI, la demanda insatisfecha de profesionales y técnicos que enfrenta el sector TIC es el principal elemento que dificulta las posibilidades de crecimiento. La ejecutiva de People Talent de Cuti, Fabiana Hernández, considera clave incidir y sensibilizar para que más mujeres elijan estudiar tecnología para así conformar equipos multidisciplinarios que respondan con diversas miradas a las necesidades de sus clientes.

¿Cómo lo hacemos?

Alentar a las niñas desde pequeñas a sentir interés por las matemáticas y las ciencias, y luchar contra los estereotipos y mensajes culturales que invaden la infancia, parece ser una muy buena forma de comenzar.

El siguiente paso, y el que nos interpela como academia, es motivar a las mujeres a ingresar al mundo de la programación. Creemos que las mujeres que quieren estudiar, trabajar y liderar en el mundo de la tecnología tienen mucho que aportar y queremos ayudar a empoderarlas. Para ello creamos la beca “Más Programadoras” como nuestra forma de contribuir a reducir la brecha entre géneros en esta profesión, incentivando a las mujeres a formarse en nuestros cursos intensivos de programación con un descuento del 20%, que se puede sumar a los precios promocionales por pago anticipado.

Para informarte sobre nuestros cursos y los descuentos vigentes ingresa aquí.

Referencias:

  • “Mujeres programadoras contra los estereotipos: adivina quién va ganando”, El País.
  • “Chart: The percentage of women and men in each profesión”, The Boston Globe.
  • “Mujeres en la tecnología, un recurso escaso y codiciado”, El Observador.
  • “Autoridades preocupadas por bajo ingreso de mujeres a las carreras de ciencia y tecnología”, La Diaria.
  • “Quiero ser programadora”, La Diaria.
  • “La brecha de género en ingeniería de software en América Latina es peor que en Silicon Valley”, Alexander Torrenegra.
  • “The lack of women in tech is more than a pipeline problem”, Techcrunch.
Me interesa estudiar en Hack Academy