← Blog de Hack Academy

Cuatro ventajas de hacer una práctica laboral en Hack Academy

Publicado: jueves 13 de septiembre de 2018.

La primera práctica profesional, luego de pasar por cualquier proceso de aprendizaje, puede parecer un gran desafío. Ingresar al mercado laboral es la primera prueba de fuego que todos debemos pasar. Allí testearemos realmente lo que aprendimos, descubriremos aquello que no sabíamos tanto como pensábamos y, finalmente, consolidaremos todos nuestros conocimientos.

Esta primera experiencia puede parecer aún más abrupta en la vida del programador. Una vez que ingresa a una nueva empresa, su nuevo empleador puede esperar que éste capte fácilmente las necesidades de desarrollo y pueda, rápidamente, empezar a programar soluciones.

Para liberar la tensión de esta primera experiencia y fortalecer la etapa de aprendizaje, en Hack invitamos a nuestros estudiantes a realizar su primera práctica profesional dentro de un marco académico, apoyados por nuestros docentes. Este fue el caso del proyecto para el desarrollo de la web de la ONG La Casita.

Luego de reunirnos con Carolina Bañales, voluntaria de la organización, crear su sitio nos pareció un lindo desafío para proponerles a nuestros estudiantes. Por un lado, este desarrollo era una oportunidad perfecta para consolidar su aprendizaje en PHP y, por otro, representaba una linda posibilidad de apoyar a una organización que trabaja para la inclusión social. Fue así que Sergio Pereira, Jorge de Paolis y Jorge Pacheco, alumnos de la academia, se sumaron al proyecto. A continuación, repasamos algunas ventajas de esta experiencia:

1 - Aprender a interpretar las necesidades del cliente y planificar en consecuencia.

El primer desafío que debió enfrentar el equipo de estudiantes fue traducir las necesidades del cliente a soluciones de diseño que fueran satisfactorias y realizables. Carolina Bañales fue muy clara a la hora de comunicar lo que estaban precisando y cómo querían que se viera el sitio, pero dependía del equipo transformar eso en un cronograma de trabajo y dividir las tareas pendientes. Gastón Menéndez, co-fundador de Hack, acompañó este proceso respaldando el trabajo de los estudiantes.

2 - Adquirir la capacidad de adaptarse a nuevos desafíos.

Como toda ONG, La Casita requiere del apoyo económico de personas y empresas para el logro de sus cometidos. Por ello, brindar la posibilidad de hacer una donación online era un requisito imprescindible para este sitio. Con este objetivo, nuestros estudiantes debieron hacer algo que no habían probado aún en las prácticas de sus cursos: integrar Mercado Pago a la página del cliente y personalizarlo para que se adapte a sus necesidades. Fue un nuevo desafío que cumplieron satisfactoriamente.

3 - Contar con un equipo de docentes que te apoyan en el proceso.

Otra ventaja fundamental de tener la primera práctica como programador en un contexto académico, y quizás hasta la más importante, es sentirse acompañado todo el tiempo por el plantel docente y contar con ellos para evacuar las dudas que surjan en el camino. "Hack Academy nos brindó un espacio donde poder juntarnos para poder hacer realidad el proyecto y ante cualquier duda o problema que surgiera, los docentes nos ayudaban" cuenta Jorge de Paolis sobre su experiencia en esta práctica.

4 - Es una experiencia aceleradora del aprendizaje como un Bootcamp.

Los Bootcamp son una nueva modalidad formativa de carácter especializado, muy intensivo y focalizado en la práctica. Estas prácticas profesionales, que impulsamos en Hack Academy, funcionan de una forma muy similar.

En un periodo de unos pocos meses, nuestros estudiantes trabajaron de forma muy intensiva para sacar un proyecto adelante, aprendiendo rápidamente conocimientos nuevos y poniéndolos en la práctica en un proyecto real. Esta experiencia funciona como un catalizador y acelerador de aprendizaje. A fin de cuentas, de práctica y más práctica está hecho el camino a la meca del programador.

Conocé el sitio de La Casita.

Me interesa estudiar en Hack Academy